Somos una empresa familiar y estamos orgullosos de serlo. A Fruta Blanch somos herederos de una larga tradición agraria, porque nos dedicamos al cultivo de la fruta dulce desde hace varias generaciones. Además, en casa siempre hemos hecho conservas de frutas y hortalizas de nuestros cultivos, exclusivamente para el consumo familiar..

Ahora, después de un trabajo de investigación y recopilación de las recetas tradicionales de nuestra familia, nos hemos decidido a compartirlas con mucha más gente. Porque todo aquel que lo desee pueda disfrutar de los sabores únicos y cien por ciento naturales que nosotros conocemos tan bien.

Y claro, lo hemos hecho de la única manera que sabemos hacerlo: de forma completamente artesanal, utilizando sólo el fruto de nuestras tierras, dedicando todo el tiempo que cada proceso requiere y ofreciendo al consumidor la calidad más alta. Porque lo más importante para nosotros es, como lo ha sido siempre, conservar la tradición.

Sin secretos

Hace generaciones que la familia Blanch nos dedicamos al cultivo de la fruta dulce y su comercialización. Estamos arraigados en la huerta de Lleida, un lugar privilegiado para este cultivo que, por su clima frío y húmedo, confiere a nuestra fruta unas cualidades gustativas excelentes.

Nuestras especialidades son las manzanas, las peras, los melocotones y las nectarinas.

Desde hace muchos años somos conocidos por todos como Cal Camarasa. Pero ahora también, desde que elegimos el apellido familiar como marca de nuestra producción, se nos conoce como Fruta Blanch.

Las recetas

Tradicionalmente, en nuestra familia hemos elaborado todo tipo de conservas caseras, que han sido consideradas una delicia para todos los que han tenido la suerte de probarlas.

Hace un tiempo, para que estas recetas no se perdieran, comenzamos una cuidadosa labor de investigación y recuperación, con un resultado más que satisfactorio, que ahora nos ha animado a comercializarlas.

La elaboración

Confituras, cremas, almíbares, conservas caseras … Todos los productos de Fruta Blanch que presentamos en este catálogo están elaborados exclusivamente con frutas y hortalizas de cosecha propia, de forma artesanal, sin añadir conservantes ni colorantes y siguiendo punto por punto las recetas de los nuestros abuelos, que han pasado de generación en generación. Estos son los únicos secretos de nuestra familia.

La garantía

Todo el proceso de elaboración de nuestros productos es completamente artesanal y, para asegurar la más alta calidad y la máxima garantía de higiene, el obrador de Fruta Blanch dispone de todos los certificados necesarios y pasa periódicamente las revisiones marcadas por Departamento de Salud de la Generalidad de Cataluña *.

* Nuestro Registro Sanitario de Industrias y Productos Alimentarios de Cataluña (RSIPAC) és 21.10513/cat.